Maternidad · Sobre bebés

Mi experiencia con la matronatación

Como os conté en un post anterior, los papis y la peque nos hemos apuntado a matronatación. Llevamos asisitiendo a las clases aproximadamente un mes y medio y ya podemos sacar algunas conclusiones.

La verdad es que llevábamos unas expectativas muy altas pensando que Alicia se lo iba a pasar pipa, por lo que os podéis imaginar el chasco que nos llevamos cuando se pasó los 30 minutos de la primera clase llorando y agarrada a mí cual lapa babosilla. ¡Qué desilusión!

Me sentí fatal por haberle hecho pasar ese mal rato ya que se suponía que iba a disfrutar y jugar con los otros nenes. En ese momento me planteé no volver pero el monitor nos dijo que era algo normal, a muchos niños les impone ver tanta agua por primera vez y les cuesta adaptarse un poquito al cambio, así que volvimos una segunda vez y…¡mucho mejor!

IMG_20160701_111436

Prácticamente no lloró y ya comenzaba a interactuar con los otros renacuajos.  Así que continuamos con las clases y ahora mismo Alicia es la fiesta de la piscina. Nada más entrar en las instalaciones, señala la ducha y la piscina, chapotea, se ríe, salta del bordillo al agua, coge las pelotitas y lo más importante: disfruta y se divierte, que esa era la idea.

En la clase le animo a que mueva las piernecitas debajo del agua, que se ponga de espaldas con la cabecita en mi pecho para relajarse, jugamos con las pelotitas y las agrupamos por colores, pasamos por debajo de un túnel improvisado con una colchoneta e interactuamos con otros niños animándolos y reconociendo sus nuevos logros. De esta manera estamos ayudando a trabajar su desarrollo psicomotor y a mejorar sus habilidades sociales. Las clases se pasan volando y después es bien recibida una buena merienda, así que no te olvides llevar algo de picoteo para el peque.

water-1408176_1280

Si estás pensando en apuntarte, como recomendación te diría que fueras con algún acompañante aunque éste no pueda entrar a la clase. Es un poco engorroso vestir al peque tú sol@ en el vestuario y así puedes ducharte después de la sesión mientras otra persona lo va vistiendo.

En conclusión, lo recomiendo al 100%. Es un momento de desconexión total del estrés del día, en el que disfrutas por completo de tu peque y de ese vínculo tan bonito que se crea. Os animo a que lo probéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s