Maternidad

Tómatelo con calma, mami

Nos dicen que las mujeres estamos hechas de otra pasta, que soportamos el dolor a niveles más elevados quelos hombres (y aún así seguimos siendo el “sexo débil”, qué gracioso,no?), que somos capaces de hacer mil cosas a la vez, que somos capaces de exprimir las 24h del día al máximo y que nuestro instinto hace que lo demos todo por nuestros chiquitines. Y así es! Es totalmente cierto! Cuando eres mamá cambia por completo el prisma de tu vida.

Eres capaz de dividirte para trabajar, hacer las tareas de la casa, cuidar de tu bebé, mantener las relaciones sociales, tener tiempo para la pareja y cuidar tu imagen personal…ah! Y por supuesto sonreír! Eres mamá y debes parecer súper feliz! Evidentemente estás contenta y feliz de tener a tu niño entre tus brazos pero ojo, tu bebé no necesita una súper mamá, necesita una mamá sana y feliz.woman-1006102_640

Tranquila, es normal que estés exhausta, has dado a luz y piensa que el cuerpo tarda entre 9 y 12 meses para volver a su forma y estado habitual, duermes poco y el nivel de estrés es elevado por no saber si lo estás haciendo bien con esa personita que ahora tanto depende de ti. Relájate e intenta disfrutar todo lo que puedas. Cuando Alicia nació, quise poder ser esa mamá que puede con absolutamente todo: con noches de insomnio, tardes de cólicos y la casa en prefecto orden…y sabes qué? Que la factura que me pasó todo ese sobreesfuerzo no mereció la pena. Yo era una mami fatigada, con ojeras y con unos niveles de ansiedad preocupantes. Vivida mi experiencia te voy a dar algunos consejitos para sobrellevar un poquito mejor el día a día:

  • Olvídate de tener la casa perfecta por si vienen visitas, los que vienen a tu casa quieren verte a ti y a tu niño, les da igual que haya polvo en los muebles.
  • Aprovecha siempre que puedas para descansar, necesitas recuperar fuerzas. Cuando el peque esté durmiendo da una cabezadita.
  • Piensa que tu pareja tiene total responsabilidad sobre tu niño al igual que tú, no estás sola.
  • Déjate ayudar, seguro que la familia viene a echarte una mano con la casa o con las comidas.
  • Si te encuentras sobrepasada con la situación, háblalo con tu pareja o alguna amiga. Verás como te desahogas y ves las cosas de otra manera.

Y es que no somos superheroínas. Somos personas de carne y hueso que también nos cansamos, tenemos mil dudas y también nos equivocamos porque el ser humano es falible por naturaleza. Solamente debemos aceptarnos tal y como somos y mostrarnos así, como mamás humanas con sus virtudes y defectos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s